Una profesora digna de admiración: Noelia Garella

Noelia Garella es una maestra como cualquier otra, aunque lo que la destaca más son su pasión por enseñar, su amor a los niños, su brillante autoestima y, por último, que tiene el síndrome de Down.

Ha tenido que pasar por múltiples dificultades, la más típica, la discriminación tanto cuando era una niña como cuando ingresó a la universidad y se volvió profesora de niños de inicial.

Al principio, las reticencias y prejuicios de los docentes se enfocaban en la creencia de que alguien con síndrome de Down no estaba a la altura para educar a los niños como lo había dicho Senestrari, supervisora de preescolares municipales en Córdoba.

Incluso hubo personas que veían maliciosamente a Noelia y querían destruir su auto imagen. Una de esas personas, tal como la madre de Noelia y la misma mujer lo recuerdan, era una directora de preescolar que le había dicho a su familia: “Señores, aquí monstruos, no, síndrome de Down, no”.

Se podría decir que el rechazo y desaprobación por tener este síndrome iban a marcar negativamente y para siempre la vida de Noelia como cuando se le había informado a su padre que ella era Down, luego de que naciera, como si fuese una sentencia de muerte.

No obstante, a pesar de los prejuicios y la crueldad de algunos, Noelia nunca se rindió ni perdió sus ganas de enseñar, su más grande sueño. Su vocación era tan fuerte que inspiró a padres y maestros de la comunidad para que tomaran medidas y ayudaran a la mujer a poder trabajar como docente para niños pequeños.

Superar las barreras creadas por la discriminación no es sencillo, pero con un espíritu luchador como el de Noelia se puede lograr una diferencia y que la gente sea consciente de que todos merecen una oportunidad en la vida sin importar su origen, sexo, color de piel, o si padecen de un síndrome o no.

Asimismo, una de las mejores ventajas de que Noelia enseñe a los niños es que ellos empiecen a familiarizarse con gente con síndrome de Down y desarrollen respeto y aceptación. Incluso los padres de familia de los niños a los que enseña Noelia aprobaron el hecho de que fuera ella quien les enseñase a los pequeños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *