Un milagro en tiempos de coronavirus

Seguimos en la lucha, tomando las precauciones necesarias para no caer en las peligrosas manos del coronavirus y convertirnos en una de sus víctimas.

Queremos salir a las calles, ver a nuestros seres queridos y amigos, volver a abrazarlos y brindar por su salud.

Queremos que todas las personas derroten a este mal, y dejen de padecer en la cama de un hospital.

Queremos que los olvidados encuentren ayuda para aliviar su dolor y sanar.

Pronto el panorama va a cambiar y saldremos victoriosos. Por el momento debemos mantener la calma, es hora de que la solidaridad y la responsabilidad brillen más que nunca en la humanidad.

Mujer de 90 años sobrevive a coronavirus y ofrece esperanzas a ...

Hay noticias tristes, pero también las hay alentadoras, de las que tienen un final feliz.  Esta es la historia de una anciana que venció al COVID- 19 y tiene un mensaje para ti:

Anna Fortunato, una anciana de 90 años, viuda y con cinco hijos, contrajo asma ya con edad avanzada, pero aparte de ello es sana y fuerte. Después de poner todo su empeño para seguir en este mundo, sobrevivió al coronavirus  y quiere decirte que «No temas. No te desesperes.

“Hay que seguir luchando, tener una actitud positiva y orar”,  “Y levantarse de la cama. No te quedes en la cama todo el día … Y quiero decirles: ‘Si yo pude, tú también puedes’”.

“En el hospital dijeron que era un milagro”, dijo la residente de Long Island, hija de inmigrantes italianos.

Empezó a sentirse enferma el 13 de marzo, pero pensó que era un resfriado. Sin embargo, un día después, los síntomas empeoraron. 

Ella lo relata diciendo  “Parecía que había un elefante sobre mi pecho… sí. No podía ni siquiera caminar. No podía comer nada. Fue serio. No pensé que fuera Covid-19 hasta que el doctor me dijo ‘Eres positivo».

Esta neoyorquina vivió la Gran Depresión, la polio, y el racionamiento de la Segunda Guerra Mundial, y asegura que el Covid-19 es lo peor que ha tenido que enfrentar.  “En el hospital decían todo el tiempo que era un milagro. Y quizás lo era. Pero también trabajé para mejorar. Déjame decirte algo, soy fuerte pero, ¿sabes qué? Se trata de pensamiento positivo. Eso es todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *