Somos Pobres no por culpa de Dios

Echar la culpa a Dios por nuestro sufrimiento es un acto de irresponsabilidad, y aceptar todo lo que nos pasa como voluntad de Dios sin intentar cambiarlo, es un acto de conformismo.

S.B. Fuller era un hijo de un aparcero negro de Luisiana. Empezó a trabajar a la edad de cinco años. A los nueve ya arreaba mulos. Eso no tenía nada de insólito: los hijos de casi todos los aparceros empezaban a trabajar en edad muy temprana. Aquellas familias aceptaban la pobreza como su destino y no pedían más.

Es un hecho que en muchas ciudades haya gente de escasos recursos y con mentalidad pobre y conformista. Pero no hay necesidad de vivir en extrema pobreza para tener mente de pobre.

La realidad que les ha tocado vivir la aceptan como tal y no tienen deseos de revertirla o hacer algo al respecto, piensan que ese es su destino. Y que solo deben trabajar para vivir.

El joven Fuller era distinto a sus compañeros en un sentido: tenía una madre extraordinaria, una mujer que se negaba a aceptar esta precaria existencia para sus hijos, pese que ella no había conocido otra cosa.

Sabía que algo fallaba por el hecho de que su familia apenas pudiera subsistir en un mundo de gozo y abundancia. Y solía hablar con su hijo acerca de sus sueños.

Debemos tener la certeza y creer que este mundo esta hecho de riquezas que así como nuestro padre es rico y abundante, nosotros también los somos por derecho.

Que si nos ha tocado vivir en una realidad de pobreza debemos creer que podemos revertirlo si lo quisiéramos.

Solo hace falta tener la motivación de que uno puede conseguir lo que se proponga. Si no tienes una persona que te motive, se tú mismo quien te de la motivación que necesitas.

“No tendríamos que ser pobres S. B.” – solía decir su madre – “Y que nunca te oiga yo decir que somos pobres por voluntad de Dios.

Somos pobres… no por culpa de Dios. Somos pobres porque tu padre jamas tuvo el deseo de ser rico. Nadie en nuestra familia ha tenido jamas el deseo de ser otra cosa.”

Muchas veces nos excusamos que todo lo que nos sucede es la voluntad de Dios, y en ocasiones lo culpamos por lo que nos pasa. Sin tomar responsabilidad por nada y sin plantearnos cambiarla. Nos resignamos y tomamos una actitud conformista.

“Nadie ha tenido el deseo de ser rico.”

Esta idea quedó grabada tan profundamente en la mente de Fuller que cambió toda su vida. Empezó a querer ser rico.

Centraba su mente en las cosas que quería y la apartaba de las que no quería, y así adquirió el ardiente deseo de hacerse rico.

Hace falta una situación que te sacuda, una palabra que te fortalezca, una gran motivación,  más una actitud mental positiva que te lleve a la acción para que cambies tu vida.

S.B. Fuller se dedicó a la venta de jabón por doce años, luego se enteró de que la compañía que le proporcionaba el jabón iba a ser vendida, así que intentó por todos los medios obtener el dinero, pero le faltaba 10 mil dólares.

Así que oró y rogó a Dios que le condujera a la persona que le iba a prestar dinero. Y se dijo a si mismo que aquella ventana encendida que viera mientras pasaba con su auto en la noche, iba a ser la oficina de quien le prestaría el dinero que necesitaba.

Y así sucedió, dejó a un lado el miedo, entró a la oficina de un hombre que trabajaba hasta tarde, le pregunto si quería ganar mil dólares.

“Claro que sí” – contestó el hombre.

Fuller le respondió: “lo único que tienes que hacer es prestarme 10 mil dólares.” Luego de contarle quienes antes le habían prestado dinero y en qué consistía el negocio, el hombre accedió a prestarle los 10 mil dólares.

Mantener un fuerte anhelo por lograrlo, te llevará al cumplimiento de tu deseo. Esta historia real demuestra que tan solo por querer algo, no te llega automáticamente, debe haber un esfuerzo, un deseo, constancia y un acto de fe.

Céntrate en lo que quieres y no pierdas el tiempo con cosas o personas que te alejen del cumplimiento de tu deseo. Pide a Dios y cree que tu deseo ya está hecho y emprende el camino que te llevará hacia tu meta.

 

Fuente: Extracto del libro La Actitud Mental Positiva

8 comentarios en “Somos Pobres no por culpa de Dios”

  1. I am the co-founder of JustCBD brand (justcbdstore.com) and I am currently trying to expand my wholesale side of company. I really hope that someone at targetdomain give me some advice . I thought that the most effective way to do this would be to talk to vape shops and cbd stores. I was really hoping if anyone could recommend a qualified web-site where I can purchase CBD Shops B2B Database I am already considering creativebeartech.com, theeliquidboutique.co.uk and wowitloveithaveit.com. Not exactly sure which one would be the best option and would appreciate any guidance on this. Or would it be much simpler for me to scrape my own leads? Ideas?

  2. After checking out a number of the blog posts on your web site, I truly appreciate your technique of writing a blog. I book marked it to my bookmark website list and will be checking back in the near future. Take a look at my website as well and tell me your opinion.

  3. You’re so awesome! I don’t suppose I’ve truly read a single thing like this before. So wonderful to find another person with original thoughts on this topic. Really.. many thanks for starting this up. This website is one thing that is required on the internet, someone with a bit of originality!

  4. An interesting discussion is worth comment. I believe that you ought to write more about this subject matter, it might not be a taboo subject but generally folks don’t discuss such subjects. To the next! Kind regards!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *