Niños de 11 años se rapan el cabello para que su amigo con leucemia no se sienta solo [Video]

Esta es la historia de David y de sus 7 amiguitos de Sexto de primaria que demostraron que en tiempos de acoso escolar y bullying aún existe el amor al prójimo, el compañerismo y la buena voluntad. La forma en que lo hicieron es digna de aplaudir y un ejemplo para grandes y chicos.

David fue diagnosticado, en agosto de 2019, con leucemia linfoblástica. Desde entonces y con tan solo 11 años se sometió a la quimioterapia.

David les contó a sus amigos que uno de sus miedos en este proceso era perder el cabello y que cuando volviera al colegio todos lo miraran.

Por eso, sus amigos decidieron hacer un extraordinario gesto, y acompañarlo en este proceso. Quisieron raparse el cabello todos juntos, para que así David no se siente solo sino, apoyado por todos sus amigos.

Los padres apoyaron el gesto

Cada padre estuvo de acuerdo con que su hijo se rapara el cabello y los felicitaron por tal actitud.

“Cuando se lo dijimos a ellos, les pareció una gran idea”, comenta uno de los niños.

“Muy orgulloso estoy. Llegaron corriendo tres o cuatro al patio a decirnos que habían tomado la iniciativa, y la verdad es que ahora que tanta gente dice lo del egoísmo de los chicos, la verdad que te sorprende, yo estoy muy contento”, detalla Javi, uno de los padres.

Pablo, uno de los niños, cuenta que a sus padres, «les pareció una buena idea porque es una causa preciosa, porque es un amigo… y para que no se sienta solo».

Los ocho niños acuden a la peluquería

En el momento en el que iban a cortarse el cabello, eran acompañados por un medio de comunicación que grabó este noble hecho.

Algunos de los niños se mostraban nerviosos, otros inquietos y otros contentos antes de perder su cabello.

“Sentí un poco de tensión”, describe uno de ellos.

Mientras les cortaban el cabello, se hacían bromas entre ellos y comparaban cómo les había quedado el corte.

“Cuando yo me senté, me sentí un poco mal porque nunca me lo había rapado, y yo le tengo mucho aprecio a mi peloPero después pensé que era por David, y ahí ya me lo rapé”, explica uno de los amigos.

Fueron tres los peluqueros que formaron parte de esta historia. Y que a día de hoy se encuentran agradecidos de ser parte de ella. Pues disfrutaron este momento.

Una buena acción desencadena otra

En cuanto los niños explicaron cuál era el motivo por el que querían cortarse el cabello, los peluqueros no le cobraron nada. «Cómo les voy a cobrar, si el que tiene que pagar soy yo por esto, esto es un espectáculo para mí», mencionó entusiasmadamente uno de los peluqueros.

El peluquero se sumó a la causa

El peluquero principal luego de presenciar tremendo acto que lo llenó de dicha y satisfacción, decidió sumarse a esta noble causa como símbolo de apoyo a David.

Se dejó rapar el pelo por el periodista que le entrevistaba, inundado del espíritu de amistad del que fue parte.

Los 7 amigos le enviaron mensajes de apoyo a David

“Que se recupere rápido y que pronto vuelva”

“Que estamos esperando en el colegio, que siga animándose y que va a superarlo”

“Yo tengo muchas ganas que vuelva para verlo todos los días

“Que todos estamos con él y que no le de ningún tipo dé vuelta estar así porque estamos junto a él”

“Que cualquier cosa que quiera nosotros se la damos”

“Que no está solo y que sepa que siempre estamos con él”

“Que cuando jugábamos en el colegio era un arquerazo”

Estas son algunas de las hermosas frases que le dedicaron David, Víctor, Pablo, Diego, Noah, Hugo, Martín y Alfonso.

En estos momentos David está hospitalizado recibiendo el tratamiento por leucemia.

Como forma de agradecimiento a sus amigos, David, ha decidido regalarles a cada uno un muñeco ‘Babypelón’.

Noticias como estas son las que dan ganas de leer y compartir.

Las que demuestran claramente el valor de la amistad. Aquel que sobrepasa vergüenzas y miedos en nombre del compañerismo.

Es por donde se mire, un total ejemplo de amistad en el que ni la edad es impedimento para demostrar cuán importante es un amigo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *