Cuando el miedo al qué dirán empieza a controlar tu vida

Basta de vivir pensando en el qué dirán, eso podría limitar tu potencial, no busques la aprobación del resto para sentirte completo, la única aprobación que necesitas es la tuya.

Celebra las decisiones que te hagan sentir bien contigo mismo, si te dejas llevar por las habladurías de los demás, estarás permitiendo que sean otros los que decidan tu camino. En este mundo, hay todo tipo de personas, eso lo sabes bien, pero solo podrán influenciar negativamente en ti, si tú lo permites.

¿Por qué tendrías que darle tanta importancia a gente que vive otra realidad y tiene una visión distinta de las cosas?, tú eres alguien irrepetible, puede sonar cliché, pero no hay dos seres idénticos a ti en todo el planeta. Por eso, preocúpate más por la valoración que tienes de ti mismo, ámate y engríete.

Si quieres hacer algo, no necesitas el permiso de absolutamente nadie, si te asusta tanto lo que pensará la gente sobre tus decisiones, y permites que eso empiece a tomar control sobre tu vida, perderás tu autenticidad, tu libertad y también tu felicidad. Pues, el hecho de sentirnos atados a las apariencias o el querer encajar a toda costa, no es nada positivo.

Al final del día, o cuando te encuentres a solas con tus pensamientos, conversando contigo mismo, sin mascaras y sin temor, caerás en cuenta de que no te sientes cómodo, de que no estás haciendo lo que de verdad te apetece ¿deseas eso para ti?

Hazlo, de una vez por todas, erradica los miedos y atrévete, toma el timón de tus decisiones, gobierna tu ser , equivócate, y aprende de ello.

Recuerda: Ser feliz es hacer lo que nos dicta el corazón. sin pensar en que dirán los demás, que digan lo que quieran y que se cansen solitos, practica el arte de la sordera selectiva, simplemente no les prestes atención y sigue adelante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *