Charles Chaplin y sus inspiradoras palabras sobre la vida

Un bello poema de Charles Chaplin para reflexionar e inspirarse:

«¡Vive!»

Ya perdoné errores casi imperdonables.

Trate de sustituir personas insustituibles,

de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas,

mas también yo decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger.

Ya me reí cuando no podía.

Ya hice amigos eternos.

Ya amé y fui amado, pero también fui rechazado.

Ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad.

Ya viví de amor e hice juramentos eternos,

pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos.

Ya llamé sólo para escuchar una voz.

Ya me enamoré por una sonrisa.

Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y…

Tuve miedo de perder a alguien especial

y terminé perdiéndolo

¡pero sobreviví!

¡y todavía vivo!

No paso por la vida

y tú tampoco deberías sólo pasar… ¡Vive!

Bueno es ir a la lucha con determinación

abrazar la vida y vivir con pasión.

Perder con clase y vencer con osadía,

porque el mundo pertenece a quien se atreve

y la vida es mucho más para ser insignificante.”

Efectivamente, has demostrado que eres capaz de luchar, de reinventarte, de resurgir de las cenizas como un ave fénix.

¿Sabes por qué?

Porque tienes el corazón fuerte y la capacidad de volar sobre la tormenta, y si te caes lo vuelves a intentar, porque la vida es eso, atreverse, vivir toda clase de experiencias, equivocarse y aprender.

No olvides que detrás de cada persona valiente, hay una historia y una cicatriz. Pues todos hemos pasado por momentos amargos, y eso nos dio la fortaleza y sabiduría necesaria para estar de pie en el presente. Para resistir, para apreciar el milagro de estar vivos. La vida no es perfecta , pero no podrás negar que tiene momentos maravillosos.

Como dijo un autor anónimo: » Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. No te rindas porque la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *