Así sería vivir con un chip implantado en el cuerpo

¿Vivir con un chip en tu cuerpo? Probablemente pensabas que algo así, solo sería posible en las películas, o en futuro muy, muy lejano, pero te tengo una noticia: los chips incrustados en los seres humanos, son una realidad.

Se trata de un implante electrónico, tan pequeñito como un grano de arroz, colocado bajo la piel, se elige la zona entre los dedos índice y pulgar, a fin de causar menos dolor.

No se considera una operación quirúrgica, y aseguran que, este chip, se coloca con un inyector tipo jeringa, es como si te estuvieran haciendo un piercing.

Ya no tendrías que buscar tus llaves en el bolso, entrar a tu casa o al trabajo sería más sencillo, tampoco tendrías que buscar la tarjeta para tomar el tren, pues el chip funcionaría como un monedero electrónico. 

Sin duda, esta novedad, viene causando una gran polémica. Por un lado, hay quienes creen que la tecnología está para facilitarnos la vida y se sienten seguros y felices de convertirse en transhumanos, es decir, personas que implantan tecnologías en su cuerpo.

Por otra parte, hay microbiólogos que afirman que la implantación del chip es peligrosa, ya que podría causar infecciones. Además, cargar con toda nuestra información personal, cuentas bancarias, documentos, dinero, llaves y mucho más, podría ponernos en riesgo a futuro.

Muchos ciudadanos se sentirían invadidos, ya que tener el micro chip, significaría la pérdida de libertad individual y a nadie le gustaría que sus datos privados estén en las manos del gobierno y de las grandes corporaciones.

Al parecer, en Suecia no piensan lo mismo, pues en el 2018 alrededor de cuatro mil ciudadanos ya tenían el chip incrustado en sus cuerpos. En este país creen en el potencial positivo de la tecnología, tienen fe en la era digital y desean sacarle el máximo provecho.

Asimismo, en otros países hay empresas que ya están empezando a usar microchips en sus empleados, para que puedan realizar algunas tareas de forma más rápida. 

El nombre de la empresa que diseña y proporciona estos dispositivos implantables a diversas compañías que operan en Suecia es Dsruptive.

Imagina que estás en la playa y tu chip te avisa que llevas muchas horas en el sol, ya que detectaría los rayos ultravioletas o imagina poder cargar con tu historial médico encima. ¿Increíble verdad? O piensa en un futuro en el que vayas a hacer las compras sin cargar billetes, ni tarjetas de crédito encima. Es decir, podrías salir sin ninguno de estos objetos y llevar una vida normal.

Definitivamente sería como tener un smartphone dentro de nosotros, con absolutamente todos los datos guardados. 

La tecnología puede facilitarnos la vida, es verdad, pero el miedo a sufrir daños internos por permitir el ingreso de estos chips a nuestro cuerpo, es grande.

Y no es para menos, aún no estamos familiarizados con sus beneficios y quedan muchas dudas y estudios por hacer. 

Con el paso de los años, la humanidad debe adaptarse progresivamente a nuevos cambios. Parece que los chips han llegado para quedarse y todo apunta a que irán desarrollándose y evolucionando cada vez más. 

Este es el futuro señores, no se trata de ciencia ficción, la era digital y la tecnología van cobrando fuerza. Unirse o resistirse quedará en cada persona. ¿Te animarías a colocarte el chip?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *